En tiempos de crisis colectiva, el arte deja de ser amable y se vuelve hiriente, terrible, poco apto para el ornato en su acepción tradicional. En tales casos, gracias a la fuerza de sus contenidos, el válido recurso de perturbar los ojos pone en alerta al intelecto. La nueva situación que se plantea, prueba entonces que sin arte, poniendo aparte los aspectos puramente animales relacionados con la aventura de nacer, crecer, reproducirnos y morir, la vida humana carecería de incentivos. Y es que, mientras la vida transcurre, ¿el crecer y el reproducirnos no son actividades punteadas de perturbadores incidentes? Obsérvese que en general esos incidentes están ligados a la lucha por conservar o extender los territorios que ya se poseen. Hablo de los territorios privados (la sexualidad, la familia, la integridad personal, la moral), pero también de los colectivos (el espacio ocupado, la sociedad, la economía, la política). Según el resultado que arroje, cada incidente puede significar un triunfo o una derrota, lo cual, de una u otra manera, genera algún tipo de crisis.

 

América Latina es un continente en crisis permanente. Las bonanzas que para su fortuna han experimentado ciertas provincias y aún países no han sido auto sostenibles y armónicas, razón por la cual han desembocado en conflictos políticos y enormes desequilibrios sociales. El resultado es una larga historia de democracias operativamente imperfectas, corrupción sin límites, opresión, resentimientos, guerras declaradas y no declaradas, dictaduras que finalmente no conducen a nada fuera de satisfacer el ego del hombre fuerte de turno y de su camarilla de áulicos.

 

Trato de sugerir en estas líneas cuál es el metro que serviría para medir el temple de las pinturas e instalaciones que Gomezbarros exhibe ahora , tan distinto del metro que podemos requerir y aplicar con entera propiedad en otros tipos de obras. “El arte no debe ser consecuencia de una idea sino debe ser generador de ideas”, escribió el artista en el catálogo de Carbono 14, la muestra que en 2006 hizo en Galería La Cometa de Bogotá. Así debe ser, seguía él discurriendo, “aunque en el fondo” el arte encierre siempre una idea. Son palabras que estimulan la tarea de identificar los contenidos que hay en sus obras, autorizándonos a que discurramos libremente frente a ellas. ¿Qué nos dicen entonces? ¿Por qué lo dicen? ¿Cómo lo dicen?

 

Alvaro Medina

 

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom