El título remite esta vez al instrumento musical primitivo que, amarrado a tobillos y puños, marca los pasos de un danzante. También remite a la variante de cuna que se hace para divertir a los bebés. La forma misma del objeto descarta la primera posibilidad, la segunda supone agarrar el objeto y manipularlo para que cumpla su función. En efecto, si lo giramos con lentitud se pone a sonar. Es un sonido acuático, refrescante, prolongado. Aunque no lo parezca a simple vista, nos hallamos ante un instrumento musical. Se particulariza por emitir un rumor agradable y adormecedor.

 

Pero sucede que desde lejos podemos distinguir que cada Sonajero es una impresionante hilera de cráneos humanos. En verdad, primero captamos la disposición de los cráneos y después descubrimos que estamos ante un instrumento musical que se puede tocar. Ponerse a tocarlo, acción que supone un pausado y suave movimiento de vaivén, equivale a jugar con la muerte, a columpiarla para quedar envueltos en una suerte de arrullo. Un sentimiento contradictorio, estremecedor y profundo nos embarga. El sonajero del bebé es la vida, el cráneo es la muerte. Puestos juntos nos sitúan ante el implacable ciclo vida/muerte.

 

El adormecedor rumor de los sonajeros evoca el adormecimiento histórico, manifiesto en nuestra irrefrenable belcosidad. Al igual que la pugna que suele precederla, la guerra es un juego cíclico que alientan los que pretenden conquistar nuevos territorios (privados o colectivos, lo mismo da). La destrucción y el aniquilamiento que se causan no importan gran cosa, de donde se deduce que es hora de admitir que la guerra atrae, embruja, seduce y hace perder la cabeza con sus raros encantos. Ya decía al principio que estamos ante una obra de implicaciones morales, no moralistas. Por eso, evocando un juguete de factura simple, el artista parece reír de lo que en verdad somos los humanos: los predadores más violentos que hay sobre la Tierra.

 

Alvaro Medina

INSTALACIÓN

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

© Gomezbarros

ESCULTURA

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

© Gomezbarros

DIBUJO

© Gomezbarros

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom